El día de la marmota

sábado, 24 de octubre de 2009

No se si has visto esta peli, la pusieron hace poco. Aquí en España que somos expertos en cargarnos los títulos de las películas al traducirlos, la llamamos "Atrapado en el tiempo", y en esta ocasión acertamos.

Más o menos se trata de un periodista amargado y desencantado de la vida que va a cubrir un reportaje en un pueblecito americano que celebra la tradicional fiesta del día de la marmota.

El caso es que cuando despierta después de pasar su primera noche en el pueblo se da cuenta de que ha amanecido en el mismo día 2 de octubre y así una y otra vez.

Al principio se aprovecha de la situación de mala manera, luego acaba desesperado de vivir siempre lo mismo, hasta no poder más y se suicida de mil maneras diferentes. Hasta que al final opta por aprovechar el tiempo y dedicarse a hacer el bien, cuando hace esto consigue por fin despertar en el día siguiente.

La película tiene miga.

¿No estás cansado de vivir siempre el mismo día, las mismas cosas, las mismas experiencias una y otra vez?

Es lo que nos pasa a todos y cada uno de nosotros, la única diferencia radica en que los acontecimientos que vivimos parecen ser diferentes unos de otros pero si los miras bien quizás solo cambien los personajes, el lugar, el decorado y el momento pero las mismas cosas se suceden una y otra vez, y así seguirán pasando hasta que aprendamos de que va esto que llamamos vida. Hasta que aprendamos la lección.

Diferente pareja pero la misma historia, diferente empresa pero la misma historia, diferentes amigos pero la misma historia, diferente momento y lugar pero la misma historia.

Cada día será el mismo con pequeñas variaciones hasta que te des cuentas de que solo hay un camino que nos saque de este bucle en el tiempo, de este aprisionamiento del día a día que nos hace caer frustrados en la rutina y el aburrimiento.

Pasaremos de día, el mismo día que decidamos ser felices de una vez por todas, sin concesiones al resentimiento, al ataque, a la culpabilidad, a la pelea, al sufrimiento, a la envidia, a los celos, a la pena y al miedo.

Entonces entraremos en un nuevo día.

Cada día que abres tus ojos y te levantas de la cama es una nueva oportunidad para pasar de día, para no repetir los mismos errores que te tienen anclado y atrapado en el tiempo. Una nueva oportunidad para no caer ante la tentación del ataque a tu prójimo, del odio, del miedo y la pena. Una nueva oportunidad para decidirte por el amor, el perdón, la paz, la alegría y la comunicación con tú prójimo.

Viviremos cada vez el mismo día hasta que dejemos de cometer los mismos errores una y otra vez. Parecen días diferentes porque nos auto engañamos con un supuesto paso del tiempo, envejecemos y las personas y los sitios varían de forma o aspecto, y esto nos hace pensar que son cosas diferentes, pero una y otra vez nos pasan las mismas cosas y volvemos a cometer los mismos errores, las mismas reacciones y la misma respuesta errónea.

Y así será hasta que optemos por cambiar de respuesta y optemos por la respuesta acertada ante cualquier situación, que no es otra que el amor hacia todas la cosas, la compasión hacia el prójimo, el perdón de toda supuesta ofensa y la alegría de ser y vivir.

Permanecer atrapado en el tiempo es cosa tuya. Nada ni nadie te retiene donde no quieras estar. Es tu decisión cada vez que respondes una y otra vez de la misma manera ,sin amor, ni perdón, con resentimiento, con culpa y sin compasión.

La vida, tu vida no tiene porque ser así. Tienes el poder de decidir que hacer con ella. Tienes el poder no solo de elegir tu respuesta a cualquier hecho, sino que tú eres el creador de tu propia experiencia. Decídete por aquello que sabes que es lo correcto, que no es otra que aquello que te hace sentirte bien contigo mismo, con el prójimo, con el mundo y con la vida.

Nadie pretende hacerte daño y en verdad nadie puede hacértelo, tan solo están equivocados. Se compasivo con ellos pues no entienden que el ataque no es la solución sino el problema. Creen que la vida está en su contra y no se dan cuentan de que son ellos los que están en contra de la vida. Pero tu empiezas a entender, así pues, se compasivo para con quien aun no ha entendido nada. Ya lo hará. Todos lo haremos. A su debido tiempo.

El único fin del tiempo es este, darnos la oportunidad una y otra vez hasta que elijamos la respuesta correcta. En verdad no puedes fracasar, el éxito está asegurado, solo es cuestión de tiempo. Pero tu puedes hacer mucho, lo puedes hacer todo para pasar de día.

Solo tienes que elegir la respuesta que te dará el éxito.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

creative commons

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

keegy.com