Nunca es demasiado tarde

lunes, 21 de diciembre de 2009
El otro día en un momento personal de reflexión, una frase se situó a la cabecera de mis pensamientos y me estuvo torturando durante más tiempo del estrictamente necesario.

No fue un buen momento, y quizás si no hubiese sido porque a continuación disfruté de la compañía de mi gran amigo José, el cual, creo que sin percibirlo, supo insuflarme algo de optimismo externo, que siempre viene bien, esa maldita frase se hubiera acabado de acomodar en mi mente haciéndome realmente daño.

¿Qué cual era esa frase? Pues una mezcla de las siguientes: "Para mí ya es tarde""Es demasiado tarde""Con mi edad ya no puedo hacer esas cosas""se me pasó el arroz""Con cuarenta y pico ya no puedo…" Si, a nosotros también nos pasa, hay veces que un demonio se apodera de nosotros… y también nos cuesta vencerle, ¡el que esté libre de culpa que tire la primera piedra!

Ese tipo de frases, más parecen sentencias de muerte para el que las pronuncia, dado que es la mejor manera de poner freno a tu ambición, de apartar de un plumazo la consecución y materialización de tus sueños… pensando de esta forma, conviviendo con frases como estas, solo podemos poner un titulo a la película de tu vida: "El liquidador de sueños", obviamente tú te lo has buscado, y eres el único que si quiere puede poner titulo a la segunda parte y si te lo crees, te sugiero un título "El hombre que venció al liquidador de sueños" .

Te propongo una ecuación (con todo mi respeto a los matemáticos):

Es demasiado tarde = motivación mínima en la vida + atajo a la infelicidad
En el momento en que una de esas frases se aventura a salir por tu boca, suelen ir de la manita con otras compañeras de viaje como "Si esto lo hubiese hecho hace…" ¡Buff! ¡Menuda combinación explosiva! ¡No solamente te frenas, sino que retrocedes hacia el pasado! ¡Venga! ¡Recréate! que solo te falta decir "cualquier tiempo pasado fue mejor"… Recuerda que para tener éxito debes vivir plenamente el Ahora mirando de reojo al Futuro, es la única forma de avanzar.

El que dice "Si esto lo hubiese hecho hace…", con total seguridad dentro de x años, seguirá pronunciando frases de ese estilo referidas al tiempo presente, por lo que la única manera de evitarlas es agarrando el toro por los cuernos y pasando a la acción rápidamente. El tiempo se va de las manos queramos o no, luego aprovechémoslo poniéndolo de nuestro lado. ¡Actuemos!

Si realmente tienes ganas de vivir, no te limites tu solo, ¡ya vendrán otros a intentar frenarte! Para tener un éxito feliz, el tiempo no cuenta sino tus ganas de llevarlo a cabo ¡Animo!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

creative commons

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

keegy.com