¿Te gustaría ser rico?

jueves, 31 de diciembre de 2009

Cuentan que una vez, un padre de una familia acaudalada llevó a su hijo a un viaje por el campo, con el firme propósito de que este viera cuan pobres eran las gentes que alli vivian y comprendiera así el valor de las cosas y lo afortunados que eran ellos.

Estuvieron por espacio de un día y una noche completos en una granja de una familia campesina muy humilde. Al concluir el viaje y de regreso a casa, el padre le pregunta a su hijo:

-¿Que te pareció el viaje hijo?

-Muy bonito Papá!

-¿Y viste que tan pobre y necesitada puede ser la gente?-, preguntó el padre.

-Si!-, respondió el niño

-¿Y que aprendiste?-, volvió a preguntar.

-Pues vi que nosotros tenemos un perro en casa y ellos tienen cuatro. Que nosotros tenemos una piscina de 25 metros y ellos un riachuelo sin fin. Nosotros tenemos unas lamparas importadas y ellos tienen las estrellas. Que nuestro patio llega hasta el muro de la casa y el de ellos tiene un horizonte sin límites. Especialmente papá, vi que ellos tienen tiempo para conversar y convivir en familia y tú y mamá tienen que trabajar todo el tiempo y casi nunca estamos juntos.

Al terminar el relato, el padre se quedo mudo... y su hijo agregó:

-Gracias Papá, por enseñarme lo rico que podríamos llegar a ser !!!

Piensa en esto...si quieres, claro.

lunes, 28 de diciembre de 2009


La Felicidad es una elección, una decisión personal, que se puede tomar en cualquier momento y lugar. Los pensamientos son los que nos hacen sentir, no las circunstancias. Tanto si crees en esto como si no, tendrás razón. Recuerda esto, tú no eres lo que piensas ni lo que haces, tú eres el que piensa y el que hace. No eres tus pensamientos. Los que no te gusten los puedes dejar pasar. Enfócate en lo que te hace bien y no en lo que te haga mal.


Cámbia tus pensamientos y el mundo que verás cambiará contigo. Solo tú puedes controlar tus pensamientos.

Gobierna tu mente o ella te gobernará a ti. Cree en esto.

La felicidad no está en los años, meses o semanas, ni en un lugar o en otro. Sólo se puede encontrar en este preciso instante.En tu interior. La felicidad no esta en el pasado ni en el futuro, pues ninguno de los dos existen ahora. Solo el presente existe. Aquí, ahora y en ti está la felicidad o tu desdicha, tu eliges.

Aprende a amar aquello que tú eres. Eres digno de ello, no lo dudes ni un segundo.Cree en ti mismo. ¿Que otra cosa tienes? Sólo al querernos podemos abrir nuestro corazón a los demás y a la vida misma.Cuanto más te conozcas, en mayor medida podrás entregarte a los demás.


La clave de toda felicidad es el perdón. No puedes ser feliz si albergas odio, resentimiento o culpa en tu interior. El acto de perdonar, pone un alto a los sufrimientos que sientes. Perdonar no como acto de generosidad, caridad o superioridad, sino como un “pasar por alto”, “no hacer caso” y “no dar importancia” a
aquel pensamiento que pudiera hacerte daño. Nada ni nadie excepto tús propios pensamientos puede causarte daño. Recuerda: “no son las circunstancias sino lo que pensamos lo que nos hace sentir dolor o paz”

Y aprende a dar sin esperar nada a cambio. Las leyes de la Vida te devolverán con creces aquello que des. Si das odio, odio recibirás pero si das amor, lo recibirás multiplicado. El que aprende a dar desinteresadamente, está en camino de descubrir la verdadera felicidad. Cuanto das, es a ti mismo a quien das. Piensa en esto.


Abre tu mente. Atrévete a cuestionar lo aprendido en el pasado. Las costumbres adquiridas, lo que se espera de ti y los convencionalismos sociales. La mayoría de ellos están basados en el miedo, la ignorancia y la necesidad de controlar a los demás. Atrévete a explorar tu interior y a cuestionar tus creencias.


Acostúmbrate a estar contigo un rato todos los días, en silencio, a solas. Aquieta tu mente del caudal incesante de pensamientos vanos de dolor, miedo e incertidumbre. Y mantente tranquilo y seguro. En paz


No tengas miedo a la Felicidad, al Amor ni a la Paz, siente en tu interior que en verdad ellas son tu herencia. Y por tanto tienes derecho a ellas. Las cosas no tienen porque ser así, el sufrimiento y la desdicha no son alternativa. No importa lo que te hayan dicho o nadie te diga. Tienes derecho a vivir plenamente feliz y en paz.


Y de vez en cuando piensa en esto: ¿Siento lo que veo o veo lo que siento?


Haz caso a tu interior. Aquieta tu mente, vacíala de miedos, culpas, sueños vanos y deseos imposibles. Y permanece en Paz.

Nunca es demasiado tarde

lunes, 21 de diciembre de 2009
El otro día en un momento personal de reflexión, una frase se situó a la cabecera de mis pensamientos y me estuvo torturando durante más tiempo del estrictamente necesario.

No fue un buen momento, y quizás si no hubiese sido porque a continuación disfruté de la compañía de mi gran amigo José, el cual, creo que sin percibirlo, supo insuflarme algo de optimismo externo, que siempre viene bien, esa maldita frase se hubiera acabado de acomodar en mi mente haciéndome realmente daño.

¿Qué cual era esa frase? Pues una mezcla de las siguientes: "Para mí ya es tarde""Es demasiado tarde""Con mi edad ya no puedo hacer esas cosas""se me pasó el arroz""Con cuarenta y pico ya no puedo…" Si, a nosotros también nos pasa, hay veces que un demonio se apodera de nosotros… y también nos cuesta vencerle, ¡el que esté libre de culpa que tire la primera piedra!

Ese tipo de frases, más parecen sentencias de muerte para el que las pronuncia, dado que es la mejor manera de poner freno a tu ambición, de apartar de un plumazo la consecución y materialización de tus sueños… pensando de esta forma, conviviendo con frases como estas, solo podemos poner un titulo a la película de tu vida: "El liquidador de sueños", obviamente tú te lo has buscado, y eres el único que si quiere puede poner titulo a la segunda parte y si te lo crees, te sugiero un título "El hombre que venció al liquidador de sueños" .

Te propongo una ecuación (con todo mi respeto a los matemáticos):

Es demasiado tarde = motivación mínima en la vida + atajo a la infelicidad
En el momento en que una de esas frases se aventura a salir por tu boca, suelen ir de la manita con otras compañeras de viaje como "Si esto lo hubiese hecho hace…" ¡Buff! ¡Menuda combinación explosiva! ¡No solamente te frenas, sino que retrocedes hacia el pasado! ¡Venga! ¡Recréate! que solo te falta decir "cualquier tiempo pasado fue mejor"… Recuerda que para tener éxito debes vivir plenamente el Ahora mirando de reojo al Futuro, es la única forma de avanzar.

El que dice "Si esto lo hubiese hecho hace…", con total seguridad dentro de x años, seguirá pronunciando frases de ese estilo referidas al tiempo presente, por lo que la única manera de evitarlas es agarrando el toro por los cuernos y pasando a la acción rápidamente. El tiempo se va de las manos queramos o no, luego aprovechémoslo poniéndolo de nuestro lado. ¡Actuemos!

Si realmente tienes ganas de vivir, no te limites tu solo, ¡ya vendrán otros a intentar frenarte! Para tener un éxito feliz, el tiempo no cuenta sino tus ganas de llevarlo a cabo ¡Animo!

Quería decirte que....

domingo, 6 de diciembre de 2009



Creo que esta crisis está en tu vida para que reflexiones.Para que crezcas.
Es una oportunidad.
La palabra crisis en japonés significa oportunidad.
No te empeñes en ver el lado negativo, no lo hay. Lo creas tú, si te empeñas.
Que importa lo que digan.
No escuches tonterías.
Recuerda: Tú decides
Mira adentro de ti, con calma, sin prisas.
Acalla tu mente y sabrás el próximo paso que has de dar.
Lo sabrás cuando lo estés dando.
Confía en ello, confía en ti, confía en mí.
Busca y hallarás.
Quítate las orejeras que te impiden ver la plenitud del paisaje y sus ilimitadas opciones.
Este es un mundo lleno de oportunidades para aquellos que están dispuestos a VIVIR y no a morir.
No te compadezcas ni te fijes en el pasado.
Desempólvate de todo lo anterior y disponte a disfrutar la vida.
Sé tu mismo. Sé la vida misma
Recupera la inocencia, recupera la ilusión.
Ni una queja más.
Ni un lamento más.
Ni una lágrima más.
No sirven de nada, de nada bueno. Solo traen dolor y desdicha.
Acostúmbrate tan solo a dar las gracias.
Gracias por todo.
Gracias por existir.
Cambia de mirada.
Cambia de actitud.
Solo eso.
Tienes motivos.
Todos los motivos.
Sonríe.
Vive.
No te demores más.
Sé feliz. Decide serlo.
Simplemente Sé.


creative commons

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

keegy.com