Pato o águila, tú decides...

domingo, 28 de noviembre de 2010


Rodrigo estaba haciendo fila para poder ir al aeropuerto. Cuando un taxista se acercó, lo primero que notó fue que el taxi estaba limpio y brillante. El chófer bien vestido con una camisa blanca, corbata negra y pantalones negros muy bien planchados, el taxista salió del coche, dio la vuelta y le abrió la puerta trasera del taxi.  Le alcanzo un cartón plastificado y le dijo: yo soy Willy, su chofer.
Mientras pongo su maleta en el portaequipaje me gustaría que lea mi Misión. 
Después de sentarse, Rodrigo leyó la tarjeta:
Misión de Willy: “Hacer llegar a mis clientes a su destino final de la manera mas rápida, segura y económica posible brindándole un ambiente amigable” 
Rodrigo quedo impactado. Especialmente cuando se dio cuenta que el interior del taxi estaba igual que el exterior, ¡¡limpio sin una mancha!! 
Mientras se acomodaba detrás del volante Willy le dijo:
“Le gustaría un café? Tengo unos termos con café regular y descafeinado”.
Rodrigo bromeando le dijo:
“No, preferiría un refresco”
Willy sonrío y dijo: “No hay problema tengo un hielera con refresco de Cola regular y dietética, agua y jugo de naranja”.
Casi tartamudeando Rodrigo le dijo:
“Tomare la Cola dietética” 
Pasándole su bebida, Willy le dijo:
“Si desea usted algo para leer, tengo el Reforma, Esto, Novedades y Selecciones…” 
Al comenzar el viaje, Willy le paso a Rodrigo otro cartón plastificado,
“Estas son las estaciones de radio que tengo y la lista de canciones que tocan, si quiere escuchar la radio” 
Y como si esto no fuera demasiado, Willy le dijo que tenia el aire acondicionado prendido y preguntó si la temperatura estaba bien para él. Luego le avisó cual seria la mejor ruta a su destino a esta hora del día. También le hizo conocer que estaría contento de conversar con él o, si prefería lo dejaría solo en sus meditaciones.... 
“Dime Willy, -le pregunto asombrado Rodrigo- siempre has atendido a tus clientes así?”  
Willy sonrió a través del espejo retrovisor.
“No, no siempre. De hecho solamente los dos últimos dos años. Mis primero cinco años manejando los gaste la mayor parte del tiempo quejándome igual que el resto de los taxistas.  Un día escuche en la radio acerca del Dr. Dyer un “Gurú” del desarrollo personal. El acababa de escribir un libro llamado “Tú lo obtendrás cuando creas en ello”. Dyer decía que si tú te levantas en la mañana esperando tener un mal día, seguro que lo tendrás, muy rara vez no se te cumplirá. El decía: Deja de quejarte. Se diferente de tu competencia. No seas un pato. Se un águila. Los patos solo hacen ruido y se quejan, las águilas se elevan por encima del grupo”. 
“Esto me llego aquí, en medio de los ojos”, dijo Willy. “Dyer estaba realmente hablando de mi. Yo estaba todo el tiempo haciendo ruido y quejándome, entonces decidí cambiar mi actitud y ser un águila. Mire alrededor a los otros taxis y sus chóferes… los taxis estaban sucios, los chóferes no eran amigables y los clientes no estaban contentos. Entonces  decidí hacer algunos cambios. Uno a la vez. Cuando mis clientes respondieron bien, hice más cambios”. 
“Se nota que los cambios te han hecho ganar más dinero”, le dijo Rodrigo. 
“Si, seguro que si”, le dijo Willy.
“Mi primer año de águila duplique mis ingresos con respecto al año anterior. Este año posiblemente lo cuadruplique. Usted tuvo suerte de tomar mi taxi hoy. Usualmente ya no estoy en la parada de taxis. Mis clientes hacen reservas a través de mi celular o dejan mensajes en mi contestador. Si yo no puedo servirlos consigo un amigo taxista águila confiable para que haga el servicio”. 
Willy era fenomenal. Estaba haciendo el servicio de una limusina en un taxi normal. 
Posiblemente haya contado esta historia a mas de cincuenta taxistas, y solamente dos tomaron la idea y la desarrollaron. Cuando voy a sus ciudades, los llamo a ellos. El resto de los taxistas hacen bulla como los patos y me cuentan todas las razones por las que no pueden hacer nada de lo que les sugería. 
Willy el taxista, tomo una diferente alternativa: 
El decidió: Dejar de hacer ruido y quejarse como los patos y volar por encima del grupo como las águilas. 
No importa si trabajas en una oficina, en mantenimiento, eres maestro, Un servidor público, "político", ejecutivo, empleado o lo que sea, ¿Cómo te comportas? ¿Te dedicas a hacer ruido y a quejarte? ¿Te estás elevando por encima de los otros? 
Recuerda: ES TÚ DECISIÓN Y CADA VEZ TIENES MENOS TIEMPO PARA TOMARLA 
Atentamente,  
Un pato, dispuesto a ser águila... 

Este texto me lo envió una amiga por email ayer mismo, y creo que era digno de colgarse en nuestra página, espero te haya gustado y... ¡animado a volar más alto!
¡que tengas un día maravilloso!

Esta frase es redonda

jueves, 25 de noviembre de 2010

(hay que joderse, ups¡¡ se me escapó)

Pienso como el famoso matemático Blaise Pascal que una vez dijo:

domingo, 21 de noviembre de 2010

"Todas las desdichas del hombre provienen de su incapacidad para sentarse tranquilamente a solas en una habitación"



En casa tranquilo, viernes a la noche y desde la cocina...

viernes, 19 de noviembre de 2010

escucho el nuevo anuncio de coca cola que dice así......

"Busca la felicidad de los demás y encontrarás la tuya"

Es muy bueno, ¿verdad?


Llegará un momento...

martes, 16 de noviembre de 2010

Llegará un momento en que tendremos que dejar a un lado lo que la razón nos dice, esa razón que insiste en que lo que el corazón siente por muy bonito que parezca no puede ser y además es imposible, solo porque ella, la razón, no lo puede comprender.....pero llegará un momento en que cerraremos los ojos y confiadamente nos dejaremos llevar allí donde el corazón nos lleve.

Ese será un gran día. El día más grande de todos.

Lo que ha de ser será.

domingo, 14 de noviembre de 2010
Cada vez veo más claro que lo que ha de ser, será.

Te pongas como te pongas. Pese a las apariencias que nos hacen pensar que tenemos el control, no es así. No sabemos que nos deparará el minuto siguiente, ni comprendemos que pasó para que el minuto anterior fuese como fué.

Desconocemos en verdad que es lo mejor para nosotros, pese a los muchos deseos que nos imaginamos que de cumplirse nos harían felices, en verdad ignoramos las consecuencias de aquello que pensamos es bueno para nosotros.

Por eso cada vez veo más claro, que la paz y la felicidad está en abandonar todo juicio y en aprender a perdonar todos los errores ajenos y propios pues en nuestra ignorancia las cosas suceden sin más y cada cual hace cuanto puede. En mi opinión nadie está donde está por casualidad y nada ocurre al azar.

Si lo que ha de ser será, todo cuanto es, es como debe ser y está bien que así sea por extraño que resulte a nuestro juicio.

Así pues no te resistas ni juzgues nada, en hacerlo radica todo sufrimiento y en no hacerlo, toda paz y toda dicha.

Lo que el corazón quiere, la mente se lo muestra

martes, 9 de noviembre de 2010
Esta entrevista que Ima Sanchis, el 18/10/2004 (¡ya ha llovido!) y para La Vanguardia le realizó al Dr. Mario Alonso Puig, es mi pequeña aportación de hoy, creo que merece la pena que la leas, a mi me ha ayudado bastante a entender ciertas cosas...

Hasta ahora lo decían los iluminados, los meditadores y los sabios; ahora también lo dice la ciencia: son nuestros pensamientos los que en gran medida han creado y crean continuamente nuestro mundo
"Hoy sabemos que la confianza en uno mismo, el entusiasmo y la ilusión tienen la capacidad de favorecer las funciones superiores del cerebro. La zona prefrontal del cerebro, el lugar donde tiene lugar el pensamiento más avanzado, donde se inventa nuestro futuro, donde valoramos alternativas y estrategias para solucionar los problemas y tomar decisiones, está tremendamente influida por el sistema límbico, que es nuestro cerebro emocional. Por eso, lo que el corazón quiere sentir, la mente se lo acaba mostrando". ¡Hay que entrenar esa mente!

Tengo 48 años. Nací y vivo en Madrid. Estoy casado y tengo tres niños. Soy cirujano general y del aparato digestivo en el Hospital de Madrid. Hay que ejercitar y desarrollar la flexibilidad y la tolerancia. Se puede ser muy firme con las conductas y amable con las personas. Soy católico. Acabo de publicar Madera líder (Empresa Activa) 


- Más de 25 años ejerciendo de cirujano. ¿Conclusión? 

-Puedo atestiguar que una persona ilusionada, comprometida y que confía en sí misma puede ir mucho más allá de lo que cabría esperar por su trayectoria. 

- ¿Psiconeuroinmunobiología? 

-Sí, es la ciencia que estudia la conexión que existe entre el pensamiento, la palabra, la mentalidad y la fisiología del ser humano. Una conexión que desafía el paradigma tradicional. El pensamiento y la palabra son una forma de energía vital que tiene la capacidad (y ha sido demostrado de forma sostenible) de interactuar con el organismo y producir cambios físicos muy profundos. 

- ¿De qué se trata? 

-Se ha demostrado en diversos estudios que un minuto entreteniendo un pensamiento negativo deja el sistema inmunitario en una situación delicada durante seis horas. El distrés, esa sensación de agobio permanente, produce cambios muy sorprendentes en el funcionamiento del cerebro y en la constelación hormonal. 

- ¿Qué tipo de cambios? 

-Tiene la capacidad de lesionar neuronas de la memoria y del aprendizaje localizadas en el hipocampo. Y afecta a nuestra capacidad intelectual porque deja sin riego sanguíneo aquellas zonas del cerebro más necesarias para tomar decisiones adecuadas. 

- ¿Tenemos recursos para combatir al enemigo interior, o eso es cosa de sabios? 

-Un valioso recurso contra la preocupación es llevar la atención a la respiración abdominal, que tiene por sí sola la capacidad de producir cambios en el cerebro. Favorece la secreción de hormonas como la serotonina y la endorfina y mejora la sintonía de ritmos cerebrales entre los dos hemisferios. 

- ¿Cambiar la mente a través del cuerpo? 

-Sí. Hay que sacar el foco de atención de esos pensamientos que nos están alterando, provocando desánimo, ira o preocupación, y que hacen que nuestras decisiones partan desde un punto de vista inadecuado. Es más inteligente, no más razonable, llevar el foco de atención a la respiración, que tiene la capacidad de serenar nuestro estado mental. 

- ¿Dice que no hay que ser razonable? 


-Siempre encontraremos razones para justificar nuestro mal humor, estrés o tristeza, y esa es una línea determinada de pensamiento. Pero cuando nos basamos en cómo queremos vivir, por ejemplo sin tristeza, aparece otra línea. Son más importantes el qué y el por qué que el cómo. Lo que el corazón quiere sentir, la mente se lo acaba mostrando.


- Exagera. 


-Cuando nuestro cerebro da un significado a algo, nosotros lo vivimos como la absoluta realidad, sin ser conscientes de que sólo es una interpretación de la realidad.


- Más recursos... 


-La palabra es una forma de energía vital. Se ha podido fotografiar con tomografía de emisión de positrones cómo las personas que decidieron hablarse a sí mismas de una manera más positiva, específicamente personas con transtornos psiquiátricos, consiguieron remodelar físicamente su estructura cerebral, precisamente los circuitos que les generaban estas enfermedades.


- ¿Podemos cambiar nuestro cerebro con buenas palabras? 


-Santiago Ramon y Cajal, premio Nobel de Medicina en 1906, dijo una frase tremendamente potente que en su momento pensamos que era metáforica. Ahora sabemos que es literal: "Todo ser humano, si se lo propone, puede ser escultor de su propio cerebro".

-¿Seguro que no exagera? 

-No. Según cómo nos hablamos a nosotros mismos moldeamos nuestras emociones, que cambian nuestras percepciones. La transformación del observador (nosotros) altera el proceso observado. No vemos el mundo que es, vemos el mundo que somos. 

- ¿Hablamos de filosofía o de ciencia? 

-Las palabras por sí solas activan los núcleos amigdalinos. Pueden activar, por ejemplo, los núcleos del miedo que transforman las hormonas y los procesos mentales. Científicos de Harward han demostrado que cuando la persona consigue reducir esa cacofonía interior y entrar en el silencio, las migrañas y el dolor coronario pueden reducirse un 80%.

- ¿Cuál es el efecto de las palabras no dichas? 

-Solemos confundir nuestros puntos de vista con la verdad, y eso se transmite: la percepción va más allá de la razón. Según estudios de Albert Merhabian, de la Universidad de California (UCLA), el 93% del impacto de una comunicación va por debajo de la conciencia.

- ¿Por qué nos cuesta tanto cambiar? 

-El miedo nos impide salir de la zona de confort, tendemos a la seguridad de lo conocido, y esa actitud nos impide realizarnos. Para crecer hay que salir de esa zona.

- La mayor parte de los actos de nuestra vida se rigen por el inconsciente. 

-Reaccionamos según unos automatismos que hemos ido incorporando. Pensamos que la espontaneidad es un valor; pero para que haya espontaneidad primero ha de haber preparación, sino sólo hay automatismos. Cada vez estoy más convencido del poder que tiene el entrenamiento de la mente.

- Deme alguna pista. 

-Cambie hábitos de pensamiento y entrene su integridad honrando su propia palabra. Cuando decimos "voy a hacer esto" y no lo hacemos alteramos físicamente nuestro cerebro. El mayor potencial es la conciencia.

- Ver lo que hay y aceptarlo. 

-Si nos aceptamos por lo que somos y por lo que no somos, podemos cambiar. Lo que se resiste persiste. La aceptación es el núcleo de la transformación.


¿Te ha gustado? Espero que así sea ¡esa era mi intención! Así que ya sabes ¡a cambiar nuestra forma de pensar!
¡Que tengas un día grandioso!

Así pues todo cuanto tienes que hacer es:


"Perdona al mundo -pásalo por alto, no le otorges realidad- y comprenderás que nada que Dios creó puede tener fin, y que nada que Él no haya creado es real. Con esta frase se resume todo."

Por raro que te parezca...


"Confundes tus interpretaciones con la verdad, y te equivocas.
Mas un error no es un pecado ni tus errores han derrocado a la realidad de su trono.
Dios reina para siempre, y solo Sus leyes imperan sobre ti y sobre el mundo.
Su Amor sigue siendo lo único que existe.
El miedo es una ilusión, pues tú eres como Dios"


creative commons

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

keegy.com